Corporación
___________________
Semiósfera

CORPORACIÓN CULTURAL REARTE

 



Inicio página de Bello

Historia

Medio Ambiente

Contexto socio-económico

Signos Heráldicos

Sitios Importantes

Movimiento Cultural Comunitario

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Somos un grupo de amigos encarretados con el rollo cultural.   Nos gusta ver bailar,  cantar y reír a los demás.   Por eso trabajamos.   Nos gusta disfrutar de las calles de nuestros barrios,  en la noche y en el día.   Nos gusta que los niños vecinos y señoras de la cuadra nos reconozcan.   Nos gusta bailar en grupo,  las fogatas de luna llena y los chocolates comunitarios.   Las cometas y los árboles.   Luchamos para que los demás encuentren alegría en las cosas que amamos.   Para eso estamos juntos.  Somos seres que vivimos en este pequeño pedazo de planeta,  enamorados de esta porción de humanidad llamada Bello.   Somos hijos de todos los que antes de nosotros han recorrido nuestras calles haciendo algo por la gente”.  

 

“Trabajamos por exorcizar el miedo con la alegría,  la muerte con nuestros sueños.   Buscamos generar formas más evolucionadas de pensamiento y de sentimiento;  construir relaciones fraternales y solidarias.   Nos sentimos artífices de nuestra historia y ciudadanos del Cosmos”.

 

 

Manifiesto REARTE

1991

 

 

 

 

 

El 15 de abril de 1990 nació en nuestra ciudad la Corporación Cultural REARTE,  como expresión organizada de un amplio y representativo sector del Movimiento Cultural Comunitario,  que involucrara procesos nacidos durante los años 80 en todas las comunas de Bello.

 

Surgió como manifestación de descontento ciudadano ante el bajo compromiso de la administración municipal frente a los destinos culturales de la ciudad,  cuyo principal detonante fue la demolición irracional en 1989 del antiguo Teatro Bello (declarado patrimonio arquitectónico de la ciudad antes de su demolición),  para levantar en su lugar el nuevo edificio de oficinas de la administración municipal (ubicado en la carrera 50, Nº 52-63).

 

Aunque el dinero invertido en este edificio había sido gestionado por la Administración Municipal ante el IDEA para la construcción de una Casa de la Cultura  (ya prometida y esperada durante muchos años), sólo el primer piso (un pequeño y sofocante salón) fue destinado como centro cultural,  lo que provocó de inmediato el rechazo de la comunidad.

 

Ante esta situación,  el ya fuerte movimiento cultural de los barrios,  adelantó una decidida campaña bajo el eslogan de “no queremos un sótano para la cultura”,  tras conformar la Reunión de Artistas y Trabajadores de la Cultura de Bello que poco más tarde sería la Corporación Cultural REARTE.

 

REARTE asumió entonces la responsabilidad social de conquistar espacios para la cultura,  tanto físicos como políticos y sociales, además de promover la importancia de la inversión económica en el fortalecimiento cultural de la comunidad.   La consigna de esta lucha fue “en Bello la cultura necesita espacio”.

 

La Corporación REARTE sirvió para aglutinar personas y grupos que de muchos años atrás venían desarrollando su trabajo en los barrios de Bello  (especialmente en El Rosario,  El Cairo,  Santa Ana,  La Milagrosa y Niquía),  con las Fogatas de Luna Llena,  los Encuentros de Arte Joven (participando en la tercera, cuarta y quinta versión),  las Vacaciones Creativas Bellanitas,  los Festivales de Teatro,  los grupos artísticos y parroquiales,  etc.

 

A la vez que se revitalizaban estas propuestas,  nacerían otras nuevas que empezarían a implicar a todos los barrios del municipio,  tales como:  La Semana por Espacios Culturales,  la Casa-Teatro TECOC,  las Arte-vías,  el Festival de Títeres  (o Titiritáina de TECOC),  campañas ambientalistas  (“Quién Habla en Nombre de la Tierra”, y otras),  los festivales de Teatro  (Juvenil e Intercolegiado),  la Fiesta Mural,  los Foros por la Cultura en Bello,  además de actividades periódicas como exposiciones,  muestras y talleres,  y el respaldo esporádico (organizativo, logístico o comunicativo) a diversas actividades comunitarias,  privadas o gubernamentales,  que cumplieran con las políticas y objetivos de la organización.

 

Uno de sus principales sueños que tuvo vida algunos años fue el de las Escuelas Piloto de Iniciación Artística Infantil (EPIAI),  conocidas como las “escuelitas con alas”,  proyecto nacido en el Barrio El Rosario y extendido a El Cairo y Niquía parte baja,  que buscaba acercar al niño,  en su entorno,  a la expresión artística.

 

Fue a partir de toda esta dinámica social generada por el movimiento cultural comunitario y liderada por la Corporación REARTE,  que en 1991 (en el Segundo Foro por la Cultura) el alcalde Federico Sierra Arango (ya fallecido),  accedió comprar a la arquidiócesis el tradicional Cerro del Ángel,  para iniciar allí la construcción de la Casa de la Cultura,  misma que fue terminada en 1993 y abierta al público en 1994.   REARTE fue el veedor comunitario de todo este proceso cuando incluso aún las veedurías no estaban instituidas por la Ley).

 

En el año de 1990 la Corporación Cultural REARTE presentó una ponencia en el Primer Foro por la Cultura en Bello, en la cual esbozaba la necesidad de planificar la ciudad desde la perspectiva cultural.   Esta iniciativa se hizo posible sólo hasta 1996 cuando,  tras la supresión del cargo de Jefe de Casa de la Cultura,  la Alcaldía de ese entonces accedió en concertación con el movimiento comunitario a la elaboración del Plan de Desarrollo Cultural de Bello 1998 – 2008;  que posteriormente fuera aprobado mediante el Acuerdo 032 del 9 de diciembre de 1997 por el Honorable Concejo Municipal,  y que recibiera en 2001 el Premio Nacional a la Gestión Cultural por parte del Ministerio de Cultura.

 

En el propósito de hacer de Bello “una ciudad de dimensiones humanas”,  REARTE lideró desde los Foros por la Cultura iniciados en 1990 otras propuestas aún vigentes tales como:  ampliar el presupuesto dedicado a la Cultura según los cánones internacionales,  la creación de un mirador ecológico en La Meseta, reconstrucción y  fortalecimiento institucional de la Biblioteca Marco Fidel Suárez,  fortalecimiento del movimiento de Líderes en Recreación y las Bibliotecas comunitarias y comunales.   Mayor responsabilidad en los procesos de urbanización de la ciudad,  más y mejores espacios de ocio y encuentro ciudadano  (parques,  alamedas,  plazoletas),  creación y recuperación de zonas de interés ecológico,  entre otras.

 

La Corporación REARTE estuvo conformada por un importante grupo de gestores y creadores culturales de Bello,  provenientes de las ciencias sociales y humanas,  artistas,  comunicadores,  educadores,  estudiantes,  líderes comunitarios,  recreacionistas y ecologistas,  entre los que se destacan:  Omar Rivillas,  Camilo Arturo Sánchez,  Rosalbina Gallego,  Lucelly Gallego,  John Jairo Rodríguez,  Jaime Alberto Rodríguez,  Leonel Rodríguez,  Luis Guillermo Rodríguez,  Margarita Diez,  Mario Cano Vásquez,  John Jairo Cano Vásquez,  Evelio Cano Vásquez (Revisor Fiscal),  Jairo Adolfo Castrillón,  Juan Manuel Múnera Vásquez,  Hildebrando Flórez Rojas,  Alejandro Franco Castro,  Daniel Santos Mosquera,  Olga Lilliam Lopera,  Essaud Cañas,  Antonio Gómez Valencia (Alberto Gómez),  Hugo Álvarez,  Luis Ángel Muñoz,  Lina Agudelo,  Nury Jaramillo,  John Fernando Idárraga,  Wilson Alejandro Osorio,  Consuelo García,  Diego Bedoya,  Adriana Delgado,  José Miguel Franco,  Neftalí Giraldo,  Dora Rosa Tabares y Jaime Alberto Agudelo.

 

REARTE, hasta el día de hoy, ha sido la organización pro-cultural más importante en la historia de nuestra ciudad por su incidencia positiva en la cohesión y fortalecimiento de las dinámicas socio-culturales.   Su misión fue “dinamizar la vida cultural comunitaria de la ciudad de Bello y propiciar la evolución simbólica de las formas culturales de los habitantes del municipio.   Es decir,  generar y estimular niveles más evolucionados de pensamiento,  sentimiento y acción,  con miras a la construcción de una ciudad más sensible,  inteligente,  creativa y solidaria”.  [1]

 

Su disolución amistosa en 1997,  dio paso al surgimiento posterior de otras organizaciones con su mismo espíritu,  tales como las Corporaciones Eco Humano y Semiósfera entre otras.

 

 



[1] Parte de la información es tomada del Plan de Desarrollo Cultural de Bello 1998 – 2008. Página 20.

 

 

 

 

Andrés Bello

 

 

Movimiento Cultural de Bello

 

 

Corporación Rearte

 

 

Casa de la Cultura Cerro del Ángel

 

 

Plan de Desarrollo Cultural de Bello

 

 

John Jairo "Otto" Rodríguez

 

 

 

Ir a la CORPORACIÓN SEMIÓSFERA