Corporación
___________________
Semiósfera

GEOGRAFÍA DE BELLO

 

Inicio página de Bello

Historia

Medio Ambiente

Contexto socio-económico

Signos Heráldicos

Sitios Importantes

Movimiento Cultural Comunitario


 

 

CONTEXTUALIZACIÓN GEOGRÁFICA Y AMBIENTAL

 

Así como conocer la historia del Municipio es fundamental para comprender su cultura, podemos decir lo mismo de conocer los factores geográficos y ambientales.

 

Por ejemplo:  Tanto la costa atlántica colombiana como Antioquia tienen algunas coincidencias históricas (colonizadas por españoles, esclavitud negra, pertenencia a la República de Colombia, etc.).  Sin embargo, el hecho de que unos vivan al lado del mar y los otros en las montañas, hace que sus culturas sean bastante diferentes.

 

El clima, la geografía, los productos naturales, el paisaje, etc., también determinan la cultura y hacen que sean diferentes unas de otras.  Esto conlleva a que el diagnóstico y los contenidos de un plan de desarrollo cultural (estrategias, programas y hasta actividades), tengan que variar de un lugar a otro.  Igual puede suceder entre los diferentes municipios e, inclusive, entre los diferentes barrios y veredas de nuestra ciudad.

 

El entorno geográfico y ambiental, a su vez, también puede ser modificado o determinado por la acción cultural.

 

Conocer la geografía del Municipio y su medio ambiente, nos ayuda también a comprender nuestra cultura.

 

Descripción del Entorno Geográfico y Ambiental de Bello.

 

Bello es en la actualidad la segunda ciudad del departamento de Antioquia, y la decimoprimera en toda la República de Colombia en razón de su población.  Está enclavado en las estribaciones de la cordillera Central de los Andes colombianos, a una altura promedia de 1.450 m.s.n.m., con una latitud norte de 6º 21’24”, y una longitud oeste de Greenwich de 75º  34’00”    [20]

 

Ubicado en la zona norte del Valle de Aburrá, dista a 10 km. de la ciudad de Medellín (capital del departamento de Antioquia) formando parte de su área metropolitana (junto con otros 8 municipios), y dista a 542 km. de Santafé de Bogotá (capital del país).

 

Con un área de 149 km2 ,  sus límites son:  al norte el Municipio de San Pedro de los Milagros, al oriente Copacabana y Guarne; al sur la ciudad de Medellín; y al occidente el Municipio de San Jerónimo.

 

Por estar ubicado en la zona tórrida, no registra cambios estacionarios del clima.  El índice promedio de precipitación es de 1.347 mm., y su temperatura está determinada por pisos térmicos que van del páramo (con 6 km2), pasan por el frío (95 km2) hasta llegar al medio (48 km2), en donde está la cabecera, la cual tiene una temperatura promedio de 23oC durante todo el año, intercalando períodos secos y lluviosos.

 

Topografía

 

Aunque tiene ubicado el casco urbano en el fondo del valle, su topografía es escarpada y está conformada por montañas, cerros y valles con alturas que van desde los 3.100 m.s.n.m. en la serranía de Las Baldías (nacimiento de las dos principales quebradas del Municipio:  La García y El Hato), hasta los 1.400 m.s.n.m. en su parte más baja en la cabecera municipal.

 

Sus principales accidentes topográficos son:  El morro Quitasol (montaña piramidal, de 2.880 m de altura s.n.m.), ubicado al norte del municipio y considerado por su imponencia como el cerro tutelar de Bello.  En su zona intermedia luce un promontorio conocido como La Verruga (a 2.200 m.s.n.m.).

 

Otras alturas importantes son:  Alto de Medina, Angulo, Granizal y Ovejas.  Cabe destacar por su importancia simbólica el cerro conocido como la Meseta (o Morro Plancho), ubicado en el costado occidental de su casco urbano, usado como mirador y voladero de cometas.  Forma también parte importante de su paisaje, el lejano cerro el Picacho, ubicado en sector noroccidental de la ciudad de Medellín.

 

En términos generales, se destaca el alto grado de desarborización en que se encuentran todas las laderas de sus montañas, aspecto agravado por la presencia de 45 canteras y areneras que rodean el Municipio, afeando su paisaje dándole un aspecto árido y desértico y causando graves daños ecológicos en suelo, aire y agua.  Son las areneras y canteras los más grandes destructores del medio ambiente bellanita.

 

Los sitios planos ubicados en su cabecera han venido gradualmente urbanizándose por la alta demanda de vivienda, sobreviviendo por el momento (aunque no por mucho tiempo, debido a próximos proyectos urbanísticos) el extenso valle oriental conocido como las mangas de Niquía, utilizado como pista de cometas y otras actividades recreativas populares.

 

Hidrografía

 

Bello, en su pasado cercano, tenía en su paisaje excelentes fuentes de agua que, con el proceso de urbanización y degradación ecológica, se fueron extinguiendo o inutilizando para el consumo y la recreación humana.

 

Cruzan el municipio las siguientes microcuencas:

 

El río Medellín que entra por el sur del municipio, curvándose hacia el oriente y siguiendo la forma angular del valle.  Posee la cuenca más grande de todos los accidentes orográficos del Municipio, no siendo apto ni para el consumo ni la recreación, pues es depositario de los residuos industriales y domésticos de todo el Valle de Aburrá.

 

Quebrada El Hato:  Nacida en la Serranía de las Baldías, baña de occidente a oriente las laderas occidentales del Municipio, en donde exhibe una blanca e imponente cascada conocida como el “Chorrolato” o “Chorro del Hato”, y que puede apreciarse desde el sector urbano.  Se conserva limpia hasta llegar al sector de las areneras (que la inhabilitan por sedimentación), más los desechos domésticos del casco urbano y los desechos industriales de Fabricato y Postobón.

 

Quebrada La García:  Nacida en la Serranía de las Baldías, atraviesa a todo el Municipio de norte a sur hasta llegar al río Medellín.  Su cuenca en la parte alta ha sido represada para el aprovechamiento hidroeléctrico de Fabricato y Pantex.  Es la microcuenca más importante del municipio por su largo recorrido por el casco urbano, a cuyas orillas se han asentado numerosos barrios, originándole altos índices de contaminación.  Igualmente es víctima de la explotaciones areneras.

 

Otras microcuencas son:  La quebrada Chagualones, Los Seminaristas (limpia pero vedada por el batallón), La Señorita (de aguas negras), La Loca (vertimientos industriales de Fabricato), quebrada Tierradentro, La Guzmana, Rodas  (contaminada por el basurero de Medellín), La Chiquita, La Madera, La Ortega, La Guasimala, etc.

 

Se destacan además la conformación de dos grandes lagunas en los predios del parque Tulio Ospina,  alimentadas por aguas subterráneas.

 

En síntesis, el entorno geográfico y ambiental de Bello ha sufrido un alto deterioro en las fases de industrialización y urbanización del Municipio, desmejorándose la calidad de vida humana así como de las demás especies animales y vegetales que pueblan el territorio.

 

 
 

Ir a la CORPORACIÓN SEMIÓSFERA